Publicado el Deja un comentario

Enólogo: Conoce qué es un enólogo y su cometido.

¿Qué es un enólogo?

El enólogo es aquella persona que se encarga de hacer vinos y que a su vez está capacitada a nivel profesional ya que tiene todos los conocimientos en cuanto a los métodos y técnicas del cultivo de viñedos, elaboración de vinos y producción de mosto.

Un enólogo está enteramente capacitado para mantener las condiciones técnico-sanitarias del proceso en el que se basa la producción de este maravilloso producto, utilizando no sólo de la legislación del sector o de la Denominación de Origen, sino también de hacer las investigaciones pertinentes e innovar en el campo de la viticultura y enología.

Mientras que entre sus primeras responsabilidades se encuentran el supervisar desde la plantación de la vid, cuidar que el riego sea el adecuado, y mantener la salud de las plantas; sus segundas responsabilidades son el deshojado, poda y recolección de la uva.

También deben estar al tanto de la elaboración, almacenaje, análisis, conservación y diseño del vino, procurando hacer una excelente selección del fruto con el que puedan mostrar la capacidad y dotación de la maquinaria en la bodega. 

Después de todo este proceso, también está a su cargo el embotellado y la comercialización del vino, controlar las condiciones higiénicas y sanitarias personales, la seguridad del lugar donde se realiza el trabajo, control y formación de los trabajadores dentro de la empresa vitivinícolas y de las empresas auxiliares de la misma.

A nivel académico logran adquirir amplios conocimientos en viticultura, microbiología, química, biología celular, botánica y la ciencia del suelo. Para poder tener éxito en todo esto deben mezclar cepas y estudiar las características del clima junto con el del terreno en el que está plantada la vid para saber si logrará producir un vino que pueda ser valorado.

Haciendo un pequeño resumen con respecto a las actividades que realiza un enólogo:

  1. Se encarga de hacer el vino a partir de la plantación de la vid.
  2. Procesa la elaboración del producto.
  3. Realiza la comercialización del vino y de sus derivados.

El enólogo posee grandes conocimientos teóricos y prácticos sobre viticultura, enología, economía y legislación vitivinícolas.

Para ser un profesional hay  que hacer una titulación universitaria de:

  • Licenciado en Enología (extinguida por el plan Bolonia).
  • Grado en Enología (Titulación universitaria de 4 años).

Esta profesión se inició en España en el año 1965, cuando se creó la Asociación Nacional de Enólogos. Esta asociación dependía directamente del Sindicato Nacional de la Vid, cambiando luego a la Asociación de Enólogos de España, formándose también delegaciones regionales. 

Como en esa época aún no habían estudios universitarios de enología, esto era asumido por ingenieros agrónomos, licenciados en farmacia, química, biología e ingenieros técnicos agrícolas.

En 1977 los bodegueros y los técnicos especialistas en vitivinicultura se profesionalizaron y asumieron estas funciones, por lo que comenzaron a autodefinirse como enólogos. Fue a partir de 1980 cuendo se reguló la formación de enólogo. 

En 1991, se exigió la titulación universitaria para poder pertenecer a la asociación de enólogos, y en 1996 se comenzó a impartir la licenciatura universitaria en enología en la Universidad de la Rioja, pero para ello era necesario se debían tener estudios universitarios.

Al existir los enólogos de titulación y los enólogos de oficio, era necesario regular la profesión para que los enólogos de oficio fuesen habilitados, por lo que se decretó una metodología para habilitarlos a partir de sus conocimientos, y esto era válido solo para los que tenían al menos 5 años de experiencia previa. Dicha habilitación profesional, fue registrada oficialmente y de manera extraordinaria. 

También están los másters universitarios relacionados con la Enología, ellos tienen 60, 90 o 120 créditos, y una duración de entre 1 a 2 años. A pesar de su nivel de especialización, no son habilitados para el ejercicio de su profesión.

Los másters oficiales pertenecen al nivel 3 y son impartidos por el Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES), siendo los del nivel 7 los que pertenecen al Marco Europeo de Cualificaciones (EQF).

En el momento que estos son entrevistados para la realización del proceso de selección, es muy necesario que tengan dominio del Inglés.  Este idioma es de alta importancia para los másters de nivel B2 debido a que sus trabajos y presentaciones dependen de ello, además de que muchas clases  serán dictadas en ese idioma. 

Entre los másteres más representativos tenemos:

  • Máster universitario en Enología de la Universidad Politécnica de Valencia, con una duración de 1,5 años (90 ECTS, 2.250 horas). Corresponde al nivel II, grado universitario, en el Meces, en sus deferentes especialidades.
  • Máster Universitario en Viticultura, Enología y Gestión de la Empresa Vitivinícola, (120 ECTS, 2 años).
  • Máster Universitario en Enología Innovadora, 60 ECTS, 1.600 horas). Este es un máster interdisciplinar en finanzas, fundamentos en análisis sensorial, fundamentos enológicos.
  • Máster Universitario en Bebidas Fermentadas, (60 ECTS, 1600 horas). Este oferta 3 especializaciones:
  1. Investigación en Enología y Biotecnología.
  2. Ciencia y Tecnología de los Vinos Espumosos.
  3. Ciencia y Tecnología de la Cerveza.

Este tiene acuerdo de doble titulación con la Universidad de Burdeos.

Además,  también existen itinerarios formativos, con especializaciones en enología y viticultura;

  • Máster universitario en ingeniería agronómica, ( 90 ECTS, 1 año y medio, 2.600 horas).
  • Licenciatura en Ciencia y Tecnología de los alimentos.
  • Grado Universitario en Ingeniería Agroalimentaria. 

En las Universidades se han hecho alianzas comerciales con empresas privadas, academias online, entre otros. A esto se le ha denominado Formación No Reglada En Enología “máster en enología o enotecnia”. 

La enología como disciplina tiene una gran carga entre lo científico y lo técnico, por lo que es necesario tener amplios conocimientos de economía, marketing y comercialización.

A su vez es necesario reconocer las diferencias entre atribuciones profesionales, tipos de formación, reglada y no reglada, pues a pesar de que los másteres universitarios en enología son excelentes profesionales, no son habilitantes para  evolucionar dicha profesión.